Páginas

martes, 17 de febrero de 2015

CURSO DE MASAS PARA CELIACOS #SINGLUTEN DOLCETRIZ Y LEONSINGLUTEN

Dolcetriz junto con la colaboración de Leonsingluten ofertan el primer curso de masas sin gluten en León. Haremos dos talleres, los días 21 y 28 de Febrero de 17h a 20h. 









21 de Febrero:

Masa de empanada
Masa de pan crujiente (con psyllium)
Tortos de maíz
Hojaldre

28 de Febrero:
Masa de pizza
Pasta fresca
Galletas de leche condensada
Bizcocho

Estos son algunas ejemplos que las recetas que se pueden elaborar con las masas que vamos a aprender a hacer: 







Os dejo el enlace del curso por si queréis más información: http://us2.campaign-archive2.com/?u=bb162ab87a63faf6b87deab9a&id=736f0a717f

domingo, 8 de febrero de 2015

TARTA DE HOJALDRE CASERO, CREMA PASTELERA Y FRESAS

En la entrada anterior publiqué la receta de croissants, y con ese mismo hojaldre hoy he hecho de postre una tarta de hojaldre casero, crema pastelera y fresas. Es cierto que el hojaldre es una masa complicada puesto que hay que estar estirando y enfriando cada poco, pero merece la pena hacerla.

La receta del hojaldre está publicada en esta entrada: http://www.leonsingluten.blogspot.com.es/2015/02/croissants-con-hojaldre-casero.html

Para hacer la crema pastelera (Thermomix):

500 gr de leche
50 gr de Maizena
3 huevos
100 gr de azúcar
Una cucharada de azúcar vainillado

*Si queremos hacer una tarta más grade, habría que doblar los ingredientes de la crema pastelera.

Programamos 7 minutos, 90º, velocidad 4. 

Hacemos dos planchas de hojaldre. Colocamos la primera y la cubrimos con crema pastelera. Colocamos la segunda y repetimos el mismo proceso. Por último, añadimos las fresas, ya sean enteras o cortadas en láminas. Para conseguir un resultado más brillante, hice un pequeño almíbar con agua, azúcar y una hoja de gelatina y pinte la tarta con él.

Este es el resultado:








viernes, 6 de febrero de 2015

CROISSANTS CON HOJALDRE CASERO

Llevaba tiempo queriendo hacer crosissants y ayer por fin me decidí.
No es demasiado complicado, pero requiere tiempo porque hay que respetar bien los pasos para obtener la consistencia deseada. En esta ocasión no pude hacer fotos de todos los pasos solamente del resultado final, pero en cuanto repita la receta, la actualizaré con fotos de todos los pasos.


Ingredientes:

180 gr de líquidos (130 de gaseosa o agua con gas + 50 de agua sin gas)
Una cucharadita y media de Psyllium
300 gr de harina (150 gr de harina Mix Pan + 150 gr de harina Proceli)
Media cucharadita de sal
50 gr de mantequilla
150 gr de mantequilla cortada en trozos finos
1 huevo para decorar

Elaboración:

1) En primer lugar mezclamos los 50 gr de agua sin gas con el psyllium, revolvemos y dejamos reposar 10 minutos. Transcurrido este tiempo, obtendremos una especie de chicle que nos va a ayudar a dar consistencia a nuestra masas.
2) A continuación mezclamos las harinas con la sal junto con la mezcla de psyllium y la gasesosa  o agua con gas. Amasamos y finalmente añadimos los 50 gr de mantequilla. Volvemos a amasar hasta obtener una consistencia homogénea.
3) Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigo durante una hora.



4) Sacamos la masa del frigo, y la extendemos sobre la encimera en forma de rectángulo. Colocamos encima el resto de la mantequilla (150 gr) cortada en  trozos muy finos, doblamos los dos bordes hacia el centro y estiramos con el rodillo hasta que se integre la mantequilla. Volvemos a repetir el proceso de doblado (nos tiene que quedar doblado en tres partes, primero cogemos la parte de la derecha y la acercamos al centro y luego hacemos lo mismo con la izquierda).



5) Envolvemos en papel film y dejamos reposas 30 minutos en el frigo.
6) Transcurrido este tiempo, volvemos a estirar la masa y a doblarla de la manera descrita y la dejamos reposar otra media hora.
7) Finalmente, sacamos la masa del frigo, la estiramos con el rodillo para que nos quede fina. Se puede estirar directamente sobre la encima con un poco de harina o sobre papel de horno, para evitar que se nos pegue.
8) Una vez estirada la masa, hacemos un circulo y lo cortamos en pequeños triángulos. Rellenamos con nutella o con algo salado y doblamos. Cerramos bien los extremos para evitar que se salga el relleno, pintamos con huevo batido y horneamos a 200º hasta que queden bien dorado.

Esta foto no es mía, la encontré hace tiempo en la página MisThermorecetas y nos ayuda a ver como hay que doblar el hojaldre para darle forma a los croissants:



Y aquí el resultado:









lunes, 2 de febrero de 2015

PAN SIN GLUTEN, CON MUCHO GLUTEN

Cartel que anuncia pan sin gluten en una panadería normal, al uso, glutanera. Mi primera reacción es desconfiar, y triste pero cierto, es la más acertada.

Ayer me avisan de que un padre ha comprado "pan sin gluten" en una panadería en la calle Mariano Andrés. Había un cartel que lo anunciaba, entró, preguntó y con toda la ilusión del mundo, compró una barra para su hija celiaca. Al llegar a casa, primero probó él el pan, y al darse cuenta de que estaba muy crujiente, con una miga muy esponjosa... le surgieron dudas y volvió a llamar a la tienda para asegurarse. Esta vez, al indagar más acerca del origen del pan, le informan de que lo traen de una panadería de Veguellina y que tiene un 50% de harina de TRIGO! Sí, trigo. Por lo tanto, es un pan normal, solamente que habrán incluido un bajo porcentaje de harina de maíz entre sus ingredientes, y por dicho motivo se conceden la licencia de denominarlo sin gluten. En primer lugar, para que un producto sea apto para celiacos todos sus ingredientes deben estar exentos de gluten (primer requisito que no cumplía, ya que tenía de todo tipo de harinas menos harinas aptas para un celiaco) ; en segundo lugar, en el proceso de elaboración no puede producirse contaminación cruzada (por lo tanto, aunque los ingredientes del pan fueran sin gluten, cosa que no es el caso, si éste se elabora en el mismo obrador, es muy probable que esté contaminado). 

Este tipo de situaciones hacen que me cabree, ¿qué hubiera pasado si algún celiaco llega a consumir el pan? En casa, en los restaurantes, en reuniones familiares... estamos pendientes de que ni una sola miga pueda aterrizar en nuestros platos con las consecuencias que esto puede acarrear. Vigilamos si los utensilios usados en la cocina pueden estar contaminados, evitamos hasta la más mínima posibilidad de contaminación, y de repente, PAN SIN GLUTEN elaborado con HARINA DE TRIGO. En mi caso, sé que jamás hubiera consumido ese pan porque llevo más de 15 años diagnosticada, pero, ¿ y una persona a la que acaban de diagnosticar, que no encuentra ningún pan que le guste y de repente ve dicho cartel? Anunciar productos sin gluten cuando es mentira, es delito, y puede tener consecuencias muy graves para la salud de las personas. Es tarea de todos, detectar estas situaciones y pararlas lo antes posible. Esta mañana he llamado a la tienda y les he explicado que el hecho de que un pan lleve algo de harina de maíz no lo convierte, ni mucho menos, en un pan apto para celiacos. Les he pedido además que retiren de inmediato el famoso cartel, para evitar que más celiacos puedan verse en la misma situación que ese padre de familia.

Desconocimiento, ganas de aumentar la clientela... creo que en este caso se han combinado ambos factores. Por favor, si tienen un negocio y desean ofrecer productos sin gluten, asegúrense de que de verdad están exentos de gluten, tanto por sus ingredientes como en el proceso de elaboración. Los celiacos, estamos expectante de encontrar nuevas opciones sin gluten, especialmente en una ciudad pequeña como es León donde la actual oferta es bastante reducida, y en ocasiones, guiados por esa ilusión podemos caer en estas TRAMPAS tan perjudiciales para la salud.

Con esta entrada, pretendo alertar tanto a los celiacos, para que si ven situaciones de este tipo, se cercioren bien antes de consumir los productos, como para las empresas, tiendas, obradores. Señores, que uno de los productos que venden tenga harina de maíz o incluso que no tenga trigo, ni cebada, no centeno... no lo convierte en un producto apto para celiacos.